Una de cal y otra de arena para Nestlé

Su beneficio neto retrocede más de un 9% en el primer semestre del año, mientras que aparece como la primera empresa del mundo de la alimentación en la lista de la revista Fortune

El grupo Nestlé tiene su sede central en Suiza

La compañía suiza Nestlé está protagonizando un verano lleno de vaivenes, informativamente hablando. En las últimas semanas, las noticias positivas y negativas se han sucedido para la multinacional de la alimentación. Sin duda, la más comentada de todas ha sido la caída de su beneficio neto en la primera mitad del año. En estos seis meses Nestlé ganó 4.100 millones de francos suizos (unos 3.777 millones de euros), un 9,2% menos que en el mismo periodo de 2015. La cifra de negocio de la compañía helvética, en cambio, registró un incremento del 3,5%, hasta alcanzar los 43.200 millones de francos (39.800 millones de euros).

Aunque Nestlé ha aclarado que este retroceso del beneficio neto se debe a un ajuste de impuestos diferidos no monetarios y no recurrentes, y desde la dirección de la compañía los resultados se consideran en la línea de lo que se esperaba, ambos datos han causado cierta decepción en los mercados. Por un lado, porque se esperaba un resultado neto superior, y por otro, porque la evolución de la cifra de negocios de la firma suiza es la más débil desde 2009. Para el resto del año, Nestlé mantiene sus previsiones, según las cuales su crecimiento orgánico será similar al del año pasado y habrá una mejora del rendimiento.

A pesar de estos malos datos económicos, Nestlé mantiene una potente imagen de marca, una de las mas reconocidas y respetadas del mundo de los negocios y la Responsabilidad Social Corporativa. Así lo atestigua la lista anual ‘Change the World’ (Cambiar el mundo) de las 50 empresas que están ‘haciéndolo bien, haciendo el bien’, publicada por la revista Fortune. En dicha lista, Nestlé aparece como la quinta empresa global, y la primera del sector de la alimentación, que más colabora para lograr un mundo mejor.

Gran parte de “la culpa” de la buena imagen que proyecta la multinacional europea la tienen iniciativas como la alianza a la que acaba de llegar con Samsung, por la que ambas empresas se han comprometido a desarrollar una nueva plataforma de salud. Esta nueva asociación incluye un proyecto de investigación conjunto para estudiar los beneficios de la nutrición en conjunción con biosensores desarrollados por Samsung, que podrían llegar a implantarse en todo tipo de dispositivos, desde televisores inteligentes hasta smartphones, aunque este extremo no ha sido confirmado.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: Empresas

Sobre el autor:

ProfesionalRetail es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector de la distribución y la industria alimentaria. En nuestro portal le facilitaremos información práctica e imprescindible para impulsar su negocio.

Escribe un comentario

*