¿Será así el supermercado del futuro?

Un inventor ruso diseña un establecimiento en el que poder realizar toda la compra desde el asiento de nuestro coche

En el verano del 2008 Walt Disney estrenaba en todo el mundo la que muchos consideran una de las mejores películas de animación de las últimas décadas, Wall-e. El film está ambientado en un futuro no tan improbable, en el la raza humana ha convertido la Tierra en un vertedero, lo que obliga a sus habitantes a abandonarla, trasladándose a vivir a enormes naves espaciales. La vida en el espacio, completamente automatizada, acaba convirtiendo a los humanos en una raza de seres obesos, sin capacidad para valerse por si mismos, que se desplazan a bordo de sillas de ruedas robóticas todo el día.

No he podido evitar preguntarme si ese oscuro augurio no podría acabar, algún día, traspasando la pantalla del cine y convirtiéndose en realidad, al leer una noticia publicada por el diario inglés The Telegraph: un inventor ruso, llamado Semenov Dahir Kurmanbievich, ha inventado (y patentado) lo que él considera que será el supermercado del futuro. Llevando hasta el extremo dos de las características que todo consumidor demanda hoy en día a cualquier comercio, rapidez y comodidad, Dahir ha diseñado un super en el que poder hacer la compra sin salir del coche. Es lo que él llama ‘drive market’

Vaya novedad, pensará algún lector. Eso ya lo inventaron hace tiempo Wallmart o Amazon. Es cierto, pero lo que ofrecen estos dos gigantes del comercio norteamericanos es algo parecido al click & drive. Es decir, encargar tu lista de la compra por internet, y pasar a recogerla horas más tarde. Dahir ha ido más allá, al imaginar un supermercado en el que poder entrar con nuestro propio coche, seleccionar de las estanterías los productos que queremos, y recogerlos más tarde en la caja. Y todo esto, sin abandonar la comodidad de nuestro asiento.

En su patente, Dahir asegura que el objetivo de su invento es “mejorar la calidad del servicio al cliente, proporcionando la máxima comodidad en la elección de productos, reduciendo la duración del servicio, minimizando el tiempo de espera y los costes de las empresas”. Sin duda, la idea de Dahir es tan ingeniosa como aterradora, por todo lo que supone imaginar nuestro futuro, totalmente supeditado a la ayuda de las máquinas.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Sobre el autor:

ProfesionalRetail es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector de la distribución y la industria alimentaria. En nuestro portal le facilitaremos información práctica e imprescindible para impulsar su negocio.

Escribe un comentario

*