Seis de cada diez españoles combinan la compra física con Internet

La mayoría de los consumidores toma las decisiones de compra en Internet pero las materializa en la tienda física, si bien un 13% de los hogares ya realiza todo el proceso on-line, según figura en la última edición del informe “Nielsen 360”.

La compra ha dejado de ser un acto lineal para convertirse en algo más complejo donde intervienen multitud de factores, canales e interferencias. Y es que la irrupción de Internet y la tecnología en la vida diaria han propiciado que el consumidor actual tenga una nueva manera de elegir qué y cómo comprar. Así, el 60% de los españoles, a la hora de decidir qué va a comprar, tiene en cuenta los comentarios que otros usuarios han realizado sobre un determinado producto en Internet, mientras que casi la mitad consulta los folletos on-line de las cadenas y casi cuatro de cada diez se descarga apps para ahorrar en la compra.

Nielsen 360

Fuente: Informe “Nielsen 360”

 

Eso sí, de momento son solo un 13% los hogares que realizan la compra on-line de principio a fin. Así, la cuota en ventas del e-commerce de gran consumo en España es del 0,8%, similar a la de Italia, pero lejos aún del 6% de Francia o 6,4% de Reino Unido.

Esta diferencia entre países se explica en parte porque en España está muy extendido el supermercado de proximidad, que permite compras muy frecuentes y rápidas con tickets más reducidos y cestas más pequeñas. En cambio, en países como Francia o Reino Unido es muy habitual el hipermercado, que conlleva una compra más voluminosa, e Internet se erige como una alternativa muy cómoda.

Además, el 63% de los españoles encuestados por Nielsen prefieren ver y palpar los productos de gran consumo que compran, algo que obviamente no pueden hacer en la compra on-line. Otras de sus preocupaciones respecto al e-commerce son que el pedido llegue a casa y no haya nadie para recogerlo, motivo que han indicado el 57% de los consumidores; que haya errores y se entreguen productos no pedidos o que falten, temor expresado por el 57%, o que no sepan cómo devolver los artículos, tal y como indican el 54% de los encuestados.

No obstante, estas reservas no les impiden solicitar comida a domicilio, y uno de cada cuatro españoles recurre ya a la e-hostelería para comer o cenar.

 

El mercado del gran consumo registra en 2016 el mejor resultado de los últimos ocho años

Esta última edición del informe “Nielsen 360” también revela que el gran consumo creció un 2,7% en 2016, hasta alcanzar los 73.000 millones de euros. Este incremento, el mayor de los últimos ocho años, se debe principalmente a que los consumidores han llenado más la cesta de la compra, un 2% más en concreto, y ello a pesar de que los precios crecieron un 0,7% con respecto a 2015.

SupermercadoEn este escenario de mayor alegría en el consumo, las marcas de la distribución perdieron, por primera vez, cuota de mercado. En concreto, cayeron 0,2 décimas en relación a 2015, representando el 39,5% de las ventas totales. De esta manera, se pone fin a un crecimiento sostenido que en los últimos diez años se aceleró, aumentando en ese tiempo su participación en 13 puntos porcentuales.

En cuanto a la red de tiendas, la superficie comercial no dejó de crecer el año pasado y hay un 2% más de sala de venta en la gran distribución. Sin embargo, si miramos más atrás, a 2008, ese crecimiento es del 16%, aunque también es cierto que la rentabilidad por metro cuadrado ha caído un 4% desde entonces.

En cuanto a formatos, el más dinámico fue de nuevo el supermercado pequeño o de proximidad, que aumentó de forma neta en 154 puntos de venta hasta un total de 9.390 establecimientos. También destacó el supermercado grande, que tiene un 4% más de metros cuadrados en conjunto.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario

*