Olibher comienza su expansión nacional mediante el sistema de franquicias

La firma vallisoletana de venta y distribución de aceitunas y encurtidos inicia una nueva etapa comercial con el famoso cortador de jamón Diego Hernández como abanderado

tienda de encurtidos y aceitunas Olibher

tienda de encurtidos y aceitunas Olibher

Corría el año 1965 cuando Vicente Hernández iniciaba su periplo comercial en Valladolid, abriendo la primera tienda Olibher de aceitunas y encurtidos. Más de medio siglo después, la segunda generación de su familia dirige una empresa que ya cuenta con cinco establecimientos en Castilla y León y uno en Galicia, además de una planta envasadora de 700 metros cuadrados. Con estos mimbres, los sucesores de Vicente Hernández han decidido dar un paso adelante y expandir el negocio por toda la geografía nacional, mediante el sistema de franquicias.

Olibher ofrece a sus futuros franquiciados un modelo de negocio basado en la venta y distribución de una gran variedad de productos tradicionales, que van desde las aceitunas y los encurtidos hasta los embutidos ibéricos y derivados, legumbres, bacalao y salazones y conservas. El encargado de hacer la selección de los embutidos en la compañía es Diego Hernández, nieto del fundador de la firma y figura de referencia en el mundo de los cortadores profesionales de jamón. Campeón de España en 2008, reconocido como el primer cortador oficial de jamón ibérico en mercados como EEUU o Canadá y con dos record Guinness de corte de jamón a sus espaldas, Diego Hernández va a ser la carta de presentación de Olibher en su nueva andadura comercial.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Sobre el autor:

ProfesionalRetail es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector de la distribución y la industria alimentaria. En nuestro portal le facilitaremos información práctica e imprescindible para impulsar su negocio.

Escribe un comentario

*