# MY UNIVERSE _ A mi medida

Por Sonia Riesco, investigadora del equipo de valor de AZTI, centro tecnológico especializado en investigación marina y alimentaria.

El creciente deseo de expresar nuestra identidad y ser reconocido como individuo, está llevando al consumidor a la búsqueda de productos y servicios que se adaptan a su personalidad, con los que se siente identificado

tags My Universe

Los consumidores están siendo más proactivos que nunca a la hora de expresar su individualidad, buscando un status en la esfera social. El universo de consumo se convierte así en una declaración de identidad mediante los bienes, servicios y experiencias que se adquieren.

La tecnología va de la mano de esta tendencia: los datos digitales personales y las tecnologías avanzadas, como el reconocimiento facial, permiten predecir preferencias o ayudar en la elección de productos y experiencias basados en los gustos individuales o selecciones previas. Esto ahorra tiempo y esfuerzos a un consumidor saturado por el exceso de oferta, que valora más que tener que articular él mismo lo que realmente quiere o necesita, disponer de herramientas que lo revelen con antelación.

Entre las motivaciones que subyacen en la tendencia se encuentran exteriorizar la personalidad (gustos, valores) ante un mundo cada vez más globalizado e impersonal, o la satisfacción de adquirir bienes y experiencias con las que me siento identificado. Además de la posibilidad de participar de forma proactiva en comunidades de consumidores, e incluso interactuar con empresas.

Manifestaciones de la tendencia

Esta tendencia revierte en la demanda de productos, servicios y experiencias personalizadas de una manera fácil y ágil. Y es que los productos, servicios y experiencias se están moviendo hacia ofertas más especializadas: la producción en masa se está trasladando a la customización masiva. Las tecnologías de fabricación permiten cada vez más acortar y adaptar líneas de producción, y surgen herramientas y plataformas que permiten la personalización de la post-producción. La impresión 3D es un claro ejemplo de tecnología que está revolucionando el terreno de la customización.

El mundo online ofrece un gran abanico de posibilidades de personalización de productos de forma participativa y muy accesible por parte de los propios consumidores, que toman las riendas como fabricantes de sus propios productos, lo que a su vez les otorga la libertad de experimentar. En el ámbito de la alimentación, el fenómeno foodie asociado al creciente interés por adquirir conocimiento del mundo culinario y hacer desarrollos propios, está promoviendo la aparición de productos, servicios y experiencias enfocadas a estos consumidores. Una manifestación relevante de esta tendencia en el mundo alimentario es el incremento de kits y dispositivos para diseñar y producir tus propios alimentos y bebidas en casa.

Algunos datos nos pueden ayudar a entender la importancia que tiene la tendencia MY UNIVERSE:

  • El 45% de los consumidores estadounidenses entre los 30-39 años vendieron productos o proyectos artesanales elaborados por ellos a través de tiendas online en el 2015 (Mintel, Abril 2016).
  • El 53% de los consumidores están dispuestos a compartir datos personales para herramientas que les ayuden a tomar decisiones (Colombia Business School, October 2015).
  • El 45% de los compradores habituales de alimentación de Estados Unidos, confiesa que les gustaría disponer de más promociones y cupones descuento customizados según sus hábitos personales de compra. (Mintel, Febrero 2014).
  • “Las impresoras de alimentos en 3D sustituirán al microondas en las cocinas en los próximos años” (Emilio Sepúlveda, CEO de Natural Machine, creadores de la primera impresora 3D de alimentos).

 

Algunas innovaciones vistas en el mundo de la alimentación

Special K_Myuniverse

  • Kellogg’s Special K, en Estados Unidos, ofrece la posibilidad de conseguir a través de sus productos un programa de fitness personalizado.

 

 

 

 

 

 

  • Coca-cola ha instalado Coca Cola_MyUniverseen El Prat de Llobregat (según datos de Twitter es la ciudad más negativa de España), una máquina muy especial de vending que fija precios personalizados de sus bebidas en función del grado de positividad de los mensajes de twiter de cada comprador https://vimeo.com/127706737

 

 

 

  • En Marzo de 2016 abría susVita Mojo_MyUniverse puertas en Londres el restaurante Vita Mojo. Tanto a través de los iPads en el mismo establecimiento, como a través de su web, los comensales pueden seleccionar un menú, ajustar los tamaños de las porciones y estimar la cantidad exacta de cada ingrediente deseada. A medida que se introducen estos datos, se va ajustado la información nutricional y el precio del menú.

 

 

 

  • Boncha Boncha es una Boncha boncha_MyUniverseempresa de Taiwan que te permite degustar tus instantáneas favoritas de forma muy dulce. Imprimen caramelos y piruletas con colorantes comestibles: tus memorias fotográficas, bajas en azúcar y con refrescantes sabores, listas para ingerir.

 

 

 

 

 

 

 

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario

*