Mercabarna elabora un plan de acción para acabar con el desperdicio alimentario

El mercado mayorista barcelonés quiere fortalecer su compromiso con un uso más eficiente de los recursos alimentarios y conseguir que la cadena de abastecimiento de alimentos sea más sostenible y responsable. Con esta finalidad, acaba de anunciar la puesta en marcha de un conjunto de iniciativas de aprovechamiento alimentario.

No al derroche alimentarioEn Mercabarna se comercializan anualmente dos millones de toneladas de alimentos, de los cuales se desperdicia solo el 0,5%. No obstante, este porcentaje representa un total de 9.378.000 Kg derrochados al año, una cifra que según Montserrat Ballarín, presidenta de esta sociedad, “es todavía demasiado elevada” y “nos obliga a desarrollar acciones aún más contundentes”.

Esta es la razón por la cual Mercabarna acaba de poner en marcha un “Plan Estratégico de Aprovechamiento Alimentario” que contempla, entre otras actuaciones, la optimización del proceso de gestión de residuos en el Mercado Central de Frutas y Hortalizas. Así, se sustituirán los contenedores de materia orgánica y de la fracción resto por otros específicos para cada una de las empresas mayoristas de frutas y hortalizas. Con estos contenedores, que llevarán un chip para su trazabilidad, cada empresario será el responsable de sus residuos. Esto obligará a Mercabarna a hacer una recogida puerta a puerta en las 160 compañías mayoristas de frutas y hortalizas, lo que favorecerá el aprovechamiento alimentario al permitir a cada mayorista comprobar su nivel de despilfarro. Este nuevo sistema de recogida selectiva se terminará de diseñar a finales de este año y, a principios de 2017, se pondrá en marcha una prueba piloto, que requerirá de toda una serie de nuevas infraestructuras (software, hardware, nuevos contenedores, vehículos de recogida…).

Otra de las acciones incluidas en el plan es el aislamiento térmico de los puntos de venta del mercado. Y es que, según un estudio realizado por la Universitat Autònoma de Barcelona, la empresa Spora Synergies y la Plataforma Aprofitem els Aliments, una de las principales causas del desperdicio alimentario en Mercabarna es la falta de adecuación térmica de los puestos, lo que hace que en verano se estropeen más productos.

Asimismo, se construirá un Centro de Aprovechamiento de Alimentos (CAA), cuyo objetivo será mejorar la gestión de los productos que han quedado fuera del circuito comercial de modo que, antes de convertirse en residuos, se procederá a seleccionar aquellos que aún se puedan consumir y se entregarán a personas necesitadas. Para ello, el Banco de Alimentos, que ahora está situado a más de 500 metros del Punto Verde de Mercabarna, será integrado dentro del CAA de forma que, en un solo viaje, las empresas podrán llevar tanto los excedentes alimentarios consumibles como los restos de materia orgánica. El Centro de Aprovechamiento de Residuos se pondrá en marcha a principios de 2018, ya que previamente se tiene que elaborar el proyecto ejecutivo, y adjudicar y ejecutar las obras.

Manifiesto para la reducción del despilfarro de alimentos

MercabarnaLa puesta en marcha oficial del “Plan Estratégico de Aprovechamiento Alimentario” de Mercabarna se ha plasmado con la firma del “Manifiesto para la reducción del despilfarro de alimentos”, por parte de Montserrat Ballarín, concejala de Comercio y Mercados del Ayuntamiento de Barcelona y presidenta de Mercabarna; Joan Llonch, presidente de Assocome (entidad que agrupa a las empresas situadas en el polígono alimentario); Jaume Flores, presidente del gremio de mayoristas de frutas y hortalizas, y Leandre Serra, presidente del gremio de mayoristas de pescado.

Uno de los puntos claves de este documento es el compromiso de Mercabarna de priorizar, a partir de ahora, su lucha contra el despilfarro de alimentos con una estrategia que da cumplimiento a la legislación nacional, las normativas europeas y las recomendaciones internacionales y a sus principios inspiradores. En este sentido, evitar que se produzca el desperdicio de los recursos alimentarios será, desde este momento, su línea de trabajo prioritaria, seguida de la correcta gestión de los excedentes que serán redirigidos, por este orden, a los colectivos de personas desfavorecidas, la alimentación animal, la utilización como materia prima para otras industrias, la transformación en compost y la producción de energía renovable.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: Distribución, Mayoristas

Escribe un comentario

*