“Los medios de pago electrónico no vienen para sustituir al efectivo, sino para coexistir con este”

Entrevista con Juan José López, director de mercado de Gunnebo España.

La proliferación de nuevas formas de pago podría dar la falsa impresión de que el cobro en efectivo está en vías de extinción. Nada más lejos de la realidad, las transacciones con dinero físico en el comercio aumentan cada año, por lo que su gestión es cada vez más importante. Ante esta realidad, surgen técnologías innovadoras que permiten gestionar el efectivo de forma automática, lo que reporta al retailer numerosas ventajas. Juan José López, director de mercado de Gunnebo España explica a los lectores de Profesionalretail.com cuáles son las ventajas de estos sistemas.

Solución de gestión de efectivo GunneboLas colas en la línea de caja son una imagen habitual en el comercio tradicional y uno de los puntos que más descontento genera entre los clientes. Las aglomeraciones de gente en hora punta o la falta de personal para asistir adecuadamente al comprador suelen ser la causa de los largos tiempos de espera, pero otro factor clave es la ineficiente forma de gestionar el efectivo.

Afortunadamente, este problema se puede evitar gracias a las soluciones de gestión de efectivo que permiten automatizar este proceso, siendo el cliente el que introduce el dinero directamente en un sistema que gestiona el dinero sin necesidad de manipulación por parte del personal de tienda, lo que reduce los hurtos en tienda, los errores en el cobro y agiliza el proceso de pago. Juan José López, director de mercado de Gunnebo España, explica a los lectores de Profesionalretail cómo son y cómo funcionan estas innovadoras soluciones.

 

Profesionalretail: El pago en efectivo es uno de los sistemas de pago más extendidos entre los consumidores españoles, ¿cómo evolucionará en los próximos años ante el avance de otras fórmulas como el pago por móvil o el pago con tarjeta?

Es evidente que cada vez aparecen nuevas formas de pago electrónico, enfocadas a reducir los problemas asociados al dinero físico, pero los datos muestran, que a día de hoy y de cara al futuro los medios de pago electrónico no vienen para sustituir al efectivo, sino para coexistir con este.

Las cifras indican que cada vez se producen más transacciones con tarjeta, y otros medios electrónicos, y esto debería provocar que los pagos en efectivo se redujesen, pero en paralelo el volumen de transacciones aumenta anualmente, provocando que las de efectivo sigan aumentando. Uno de los datos más significativos es que anualmente los billetes en circulación en España aumentan un 9%.

 

PR: ¿Qué problemas suele generar la gestión de efectivo en el comercio?

La gestión de efectivo supone tres principales problemas para el retailer:

  • Falta de seguridad: con los sistemas tradicionales, el dinero está expuesto, y eso implica la posibilidad de un robo o atraco, así como la posibilidad de hurto interno, por parte del personal.
  • Eficiencia: cuando hablamos de eficiencia, hablamos de procesos. La gestión del efectivo implica una serie de rutinas que desembocan en elevados costes tanto en tiempo como en dinero. Preparación de cajas, retiradas parciales del efectivo, cierres de turno y de día, arqueos de caja… todas estas rutinas no aportan ningún valor al negocio, y restan tiempo para lo realmente importante, el cliente.
  • Control: esto es un grave problema para el retailer, cuando el efectivo está expuesto, y cuando el efectivo se mueve por el establecimiento sin un verdadero control, se pierde trazabilidad sobre él, y de aquí vienen problemas como la pérdida desconocida.

 

PR: Existen soluciones en el mercado que ayudan a mejorar la gestión de efectivo en el comercio como SafePay, ¿cómo funciona y  qué ventajas reporta un sistema de estas características al minorista?

Solución de gestión de efectivo GunneboSafePay es una solución que nos permite incorporar un concepto innovador en el mercado como es el ciclo cerrado de efectivo, un sistema que garantiza que nadie del comercio manipula el dinero en todo su ciclo de gestión.

Funciona sustituyendo en línea de caja las cajas registradoras convencionales por nuestro reciclador de efectivo SafePay. La solución puesta en autoservicio o asistida por el cajero recibe el pago, dando el cambio automáticamente y sin errores y validando que el efectivo es de curso legal. Al final del día, se retira un cassette de seguridad del reciclador con la recaudación del día y se transporta a una unidad depósito situada en la trastienda o en back office.

El efectivo cae dentro de la unidad de depósito a una bolsa de sellado térmico. Este sistema conectado con la empresa de transporte de fondos permite que esta venga a hacer la recogida, introduzca su código en la unidad de depósito, y se lleve la bolsa precintada a su centro de conteo. En todo este proceso nadie del comercio manipula el efectivo.

Además, la solución es escalable, es decir, si un comercio actualmente no tiene interés en trabajar con una empresa de transporte de fondos, el cassette puede incorporar una cerradura con llave para ser abierto por el supervisor o responsable del efectivo.

Las ventajas de SafePay se basan en solventar los problemas que comentábamos antes:

  • Seguridad: El efectivo no está expuesto en todo su ciclo de gestión, imposibilitando robos o atracos, y cualquier posibilidad de hurto interno.
  • Eficiencia: Todas las rutinas asociadas a la gestión del efectivo se automatizan. La preparación de cajas al inicio del día, las retiradas parciales, los cierres de turno y de día… Se reduce en un 80% el tiempo actualmente dedicado al efectivo.
  • Control: Con nuestro software CashControl se controla a tiempo real todas las transacciones, teniendo total trazabilidad sobre el efectivo, y además funciona como una plataforma multitienda que permite controlar varios establecimientos desde una única interfaz.

 

PR: En estos momentos, los retailers cuidan especialmente la experiencia de compra de sus clientes, ¿cómo afecta el empleo de estos sistemas de gestión de efectivo a una parte tan importante del proceso de compra como es el pago en caja?

El desarrollo de estas soluciones se fundamenta en uno de los requisitos más demandados por el retailer, la mejora de la experiencia de compra. Una de las quejas más frecuentes de los consumidores cuando acuden a un establecimiento son las largas colas que se forman en línea de caja, y esto señala directamente a la ineficiencia de los sistemas tradicionales de gestión de efectivo.

Cuando un retailer instala una solución de gestión automatizada del efectivo, el cliente o cajero, dependiendo de la disposición, introduce directamente el efectivo en nuestra solución, se valida y el cambio se devuelve automáticamente y sin errores. La experiencia de compra no solo mejora porque el tiempo de espera en línea de caja se reduce, también la imagen del establecimiento mejora, transmitiendo al cliente la sensación de estar en un lugar a la vanguardia de las últimas tecnologías.

 

PR: Uno de los grandes problemas de los comercios españoles es la pérdida desconocida provocada por los robos. ¿Pueden los depósitos inteligentes contribuir también a mejorar la seguridad de una tienda ante los atracos?

Las soluciones de gestión de efectivo garantizan que el dinero no haya sido manipulado por nadie desde que sale de la mano del cliente hasta acreditarse en la cuenta bancaria del retailer. Esto supone que nadie del personal toca el dinero, evitando hurtos internos, y evidentemente, en caso de robo o atraco el efectivo está guardado en el sistema de forma inaccesible.

 

PR: Puede que muchos pequeños comercios piensen que este tipo de equipos sea demasiado costoso para implantarlo en su tienda, ¿es así?

Al comercio, a priori, le puede parecer una solución costosa hasta que le explicamos, mediante la evaluación de sus procesos, que estas soluciones tienen un retorno de inversión muy corto. Nosotros vendemos algo que el retailer necesita, porque la realidad es que actualmente sin estas soluciones el comercio está perdiendo dinero y en muchas ocasiones no son tan siquiera conscientes de ello.

Los sistemas de gestión de efectivo cubren esa fuga de costes que el retailer a día de hoy no puede controlar.

 

PR: ¿Es un sistema adecuado para cualquier tipo de negocio?

Nuestras soluciones tienen cabida en cualquier negocio en el que haya efectivo. Evidentemente hay negocios en los que el volumen de efectivo es mayor, por este motivo tenemos soluciones enfocadas a distintos sectores. Actualmente, nos dirigimos principalmente a supermercados, estaciones de servicio, farmacias, tiendas de ropa, cafeterías, restaurantes de fast food.

 

PR: En España, este tipo de soluciones es relativamente novedoso, ¿y en otros países?

Nosotros en Europa tenemos instalados más de 10.000 sistemas SafePay, y es verdad que en países como Alemania, Dinamarca, Italia, etc. es más común ver soluciones de este tipo en muchos establecimientos. Lo que está claro es que estas soluciones están teniendo una rápida penetración en el mercado español, y tenemos la certeza de que en cuestión de dos a tres años las soluciones de gestión de efectivo estarán integradas con los principales retailers de España.

 

PR: ¿Puede comentarnos algún caso de éxito en la implantación de SafePay  en un comercio y cómo ha afectado a su productividad?

Contamos con una cartera de clientes a nivel europeo extensísima, y de gran relevancia. El número de instalaciones de SafePay supera ya las 10.000 instalaciones en Europa. Por ejemplo, Leroy Merlin en Italia, tiene cerca de 400 Sistemas SafePay instalados en sus tiendas, o los supermercados Coop, que entre Dinamarca, Suecia y Noruega cuentan con alrededor de 2.000 Sistemas SafePay instalados. También las estaciones de servicio Statoil emplean los sistemas de gestión de efectivo en mil de sus establecimientos. Asimismo, tenemos como clientes a empresas como Lidl, Shell, Carrefour market, etc.

Tras la instalación de estos sistemas, la productividad de los comercios ha mejorado notablemente. Además, los procesos de gestión de efectivo se han optimizado, el clima de trabajo ha mejorado, y nadie tiene que preocuparse por la seguridad del efectivo en el comercio. Prueba de ello es que las empresas que han probado el trabajo junto a SafePay continúan su proceso de expansión, instalando esta solución en sus actuales establecimientos y en aquellos de nueva apertura.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: A fondo, Entrevistas

Sobre el autor:

ProfesionalRetail es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector de la distribución y la industria alimentaria. En nuestro portal le facilitaremos información práctica e imprescindible para impulsar su negocio.

Escribe un comentario

*