Los españoles valoran el pescado sostenible

Para los consumidores nacionales es importante el método de captura y la procedencia del pescado que compran, según un estudio de Greenpeace, que también revela que la mitad de los encuestados pagaría un sobrecoste por un producto más ecológico

app Greenpeace

La preocupación de Greenpeace por la salud de nuestros océanos no es nueva. Todos recordamos las imágenes de los activistas del barco Rainbow Warrior, enfrentándose a los buques balleneros desde sus lanchas neumáticas, allá por los años 80. Desde entonces, la sociedad ha evolucionado, y también lo han hecho los métodos utilizados por esta ONG para concienciar a la población mundial de la necesidad de cuidar el mar y a los animales que viven en él. Ahora la ‘batalla’ por la concienciación también se libra en la red.

En esta línea, Greenpeace ha creado una aplicación web, www.pescadodetemporada.org, que permite conocer mes a mes cuáles son las especies de temporada en las principales zonas pesqueras del país, de cara a facilitar a los consumidores la elección de productos pesqueros sostenibles. El desarrollo de esta guía se deriva de la exhaustiva encuesta realizada para la ONG por un organismo independiente, y que demuestra que los españoles apuestan por el consumo de pescado sostenible.

Realizada a más de 1.800 responsables de compra y consumidores, la encuesta señala que los consumidores nacionales dan mucha importancia a los tres principios que rigen la pesca sostenible: que se realice con métodos de bajo impacto para el medio ambiente; que las capturas no pertenezcan a especies explotadas; y que la mercancía proceda de caladeros españoles. Incluso, cuestionados sobre si estarían dispuestos a gastar más por consumir un producto capturado con artes de pesca sostenibles, un 28% de los consultados se muestra dispuesto a pagar un sobrecoste de un 5%, y un 23% llegaría a pagar hasta un 10% más del precio estándar.

Desde diciembre de 2014 la UE obliga a incluir más detalles en las etiquetas del pescado que se vende en pescaderías, como la fecha de captura, la zona de pesca, el método de producción y las características nutricionales, entre otros. El estudio de Greenpeace determina que los españoles conocen este nuevo etiquetado, y que echan de menos encontrar en su punto habitual de compra algunos de estos datos, como las artes de pesca utilizadas en la captura de los peces a la venta.

Por último, añadir que el estudio también indaga en las preferencias de los españoles al comprar pescado, tanto dentro como fuera de casa. Así, se constata que, en España, el consumo es constante a lo largo del año y ha permanecido estable en los últimos años. Que, además, hay una predilección por los productos frescos y conservas frente a los congelados y sazonados. Y que, igualmente, se prefieren los productos capturados en el mar a los procedentes de la acuicultura y de los ríos.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Sobre el autor:

ProfesionalRetail es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector de la distribución y la industria alimentaria. En nuestro portal le facilitaremos información práctica e imprescindible para impulsar su negocio.

Escribe un comentario

*