Los españoles compran más charcutería, pero menos pollo y vacuno

Productos como el fuet, el fiambre de pavo y pollo o el jamón curado ganan presencia en la cesta de la compra de los españoles durante 2014 a pesar del encarecimiento del 0,9% de la charcutería. No ocurre lo mismo con el pollo o el vacuno, carnes que han sido penalizadas por el consumidor debido a la subida de sus precios durante 2014.

Venta de charcutería y productos cárnicos en 2014En términos generales, el comportamiento del consumidor actual tiende a penalizar la subida de precio de ciertos alimentos, que sustituye por otros más económicos. En concreto, esto es lo que ha ocurrido con la carne fresca, una categoría que acumula dos años en negativo debido al alza de los precios por encima del 1%.

A pesar de ser la principal partida de la cesta de la compra, 17,5 de cada 100 euros que gastan los españoles corresponden a carne y charcutería, este desembolso no se realiza a cualquier precio. Según los datos presentados por la consultora Nielsen con motivo del XV Congreso AECOC de Productos Cárnicos, que se celebra estos días en Lleida, los consumidores han recompensado las bajadas de precio de ciertos productos cárnicos como el cerdo, pero han penalizado las subidas de alimentos como el pollo.

La bajada del 2,5% del importe de la carne de cerdo fue premiada con un aumento en sus compras del 0,8%. Por el contrario, el pollo se encareció el 2% y sus compras cayeron el 5,4%, según los últimos datos de la consultora. Es el primer año que el pollo pierde cuota de mercado tras seis años de subidas impulsadas por la búsqueda de precios más económicos por parte del consumidor.

Con una renta disponible más ajustada y una recuperación económica que aún no se percibe en los bolsillos de los españoles, la tendencia a consumir productos más económicos se mantiene durante 2014 en la categoría de cárnicos y se extiende al vacuno. Esta carne, el producto más caro por excelencia, también pierde presencia en la cesta de la compra como consecuencia de la subida de precios del 2,4% experimentada por este producto, lo que ha provocado una caída de las compras del 3,9% en el último año.

Sorprende, sin embargo, el resultado de los productos de charcutería que, a pesar de encarecerse el 0,9%, se erige como uno de los nichos de mercado de mayor crecimiento. En concreto, las compras de charcutería se incrementaron el 0,7% el año pasado. Los expertos de Nielsen fundamentan este crecimiento principalmente por cuatro factores: el desarrollo de productos innovadores, el fuerte componente salud de alguno de sus productos como el pavo, el desarrollo de nuevos formatos económicos como los loncheados a un euro y el abaratamiento de algunas categorías a priori más caras que, por ende, son más asequibles para las familias. Así, productos como fuet (6,3%), fiambre de pavo y pollo (3,7%) y jamón curado (1,7%) ganaron en presencia en la cesta de la compra, en detrimento de clásicos como el jamón de York (-0,6%), el chorizo (-1,6%) y el salchichón y el salami (-2,8%).


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Sobre el autor:

ProfesionalRetail es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector de la distribución y la industria alimentaria. En nuestro portal le facilitaremos información práctica e imprescindible para impulsar su negocio.

Escribe un comentario

*