Los comercios pierden 1.600 millones de euros al año en hurtos

La Reforma del Código Penal que perseguirá especialmente el hurto por parte de bandas profesionales, permitirá combatir un problema que afecta especialmente al comercio, la fabricación y la hostelería.

Hurto en el comercioComerciantes, fabricantes y hosteleros pierden cada año más de 1.600 millones de euros como consecuencia de los hurtos. Si a este hecho se le suma el coste de las medidas de protección que deben implantar las cadenas comerciales y puntos de venta para protegerse de los hurtos se convierte en un problema que afecta no solo a los márgenes de beneficios del comercio minorista, sino también a su competitividad y su capacidad de crecimiento y de creación de empleo.

El principal afectado es el pequeño comercio, puesto que es el que tiene más dificultades para invertir en prevención, y por tanto, es el que se encuentra más desprotegido ante este tipo de actos delictivos que, habitualmente, corren a cargo de profesionales o miembros de grupos criminales que luego deriva los artículos hurtados al mercado negro.

En este tipo de canales de venta es posible encontrar multitud de artículos de procedencia dudosa, entre los que se incluyen alimentos cuyo consumo puede conllevar “riesgos importantes”. Según ha declarado el director general de Aecoc, José María Bonmatí, en una rueda de prensa con motivo de la Reforma del Código Penal en los hurtos comerciales, “una vez que los alimentos salen de los puntos de venta no se puede saber cómo han sido transportados, conservados,… y que, por tanto, no se mantienen las medidas de seguridad alimentaria que aplican las empresas de la industria y la distribución, con el consiguiente riesgo para la salud que esto puede llegar a ocasionar”.

En este sentido, las asociaciones que integran el comercio, la fabricación y la hostelería se muestran satisfechas ante la Reforma del Código Penal en los hurtos comerciales. Esta normativa elimina el concepto de falta para tratar los hurtos como delitos leves y pasa a considerar factores agravantes prácticas como la multi reincidencia, la rotura de los dispositivos de alarma y seguridad o la autoría de grupo criminal no organizado.

Para el director general de Aecoc, “la reforma marca un punto de inflexión en la persecución de los hurtos comerciales” que beneficiará especialmente al pequeño comercio, que va a obtener “importantes ventajas de esta medida”. También tendrá efectos positivos para los empleados del sector comercio, puesto que la iniciativa tendrá una especial incidencia en las condiciones laborales de los empleados del sector, que se sentirán más protegidos en su trabajo diario.

“Nuestro objetivo principal no es que los delincuentes entren en la cárcel, es que no entren en las tiendas”, ha matizado el asesor de Aecoc en materia jurídica en alusión a la visión que siempre ha mantenido la organización frente a este problema. La prioridad en este sentido ha sido buscar la eficiencia del sistema penal y ofrecer una respuesta adecuada a cada modalidad de hurto, unas demandas a las que da respuesta la Reforma emprendida por el Ministerio de Justicia y con las que, previsiblemente, se pondrá fina a la desprotección legal que existía hasta el momento en materia de hurtos.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: A fondo, Reportajes

Sobre el autor:

ProfesionalRetail es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector de la distribución y la industria alimentaria. En nuestro portal le facilitaremos información práctica e imprescindible para impulsar su negocio.

Escribe un comentario

*