La venta de salchichas cae un 2% debido a la alerta de la OMS

Los consumidores redujeron el consumo de productos cárnicos procesados como las salchicas en 2015 como consecuencia del informe hecho público por la OMS.

Consumo de salchichas en 2015El consumo de productos cárnicos se recupera parcialmente. Según datos facilitados por Nielsen, las charcutería creció un 2,2% en 2015, a pesar del anuncio realizado por la Organización Mundial de la Salud que alertaba de que el consumo excesivo de carne procesada podía suponer un factor de riesgo para la salud.

Aunque la categoría no se ha visto afectada en su totalidad y ha finalizado el año con datos positivos, el anuncio sí ha provocado un descenso en el consumo de productos procesados como las salchichas. En opinión de la experta en distribución de Nielsen, Gema del Castillo, los efectos fueron “inmediatos”, pero el mercado de cárnicos se fue recuperando de forma paulatina. no ha ocurrido así en categorías como las salchichas, que solo en noviembre registraron una caída en sus ventas del 14,9% en los hipermercados y supermercados españoles, y aún mantienen una tendencia negativa.

De acuerdo a las cifras facilitadas por la consultora Nielsen en el marco del 16º Congreso de Aecoc de Cárnicos, las ventas de salchichas cayeron más de un 2% anual en el total del mercado. En su lugar, suben las ventas de otros productos de charcutería que el consumidor percibe como saludables. Es el caso del jamón ibérico, que registró un crecimiento del 8,2%, así mismo incrementan su presencia en la cesta de la compra el fuet y la longaniza (6,7%) y el pavo/pollo cocido (2,8%).

Aumenta también el consumo de jamón serrano, que creció un 3,4% el año pasado, un incremento que resulta significativo si se tiene en cuenta que es la alternativa más cara de la sección de charcutería, lo que, en opinión de los expertos de Nielsen “es sintomático de la recuperación del consumo”. Se observa, por tanto, un aumento del consumo de productos saludables y con connotaciones gourmet, una tendencia que es una muestra de la “bipolaridad del consumidor”, según señala Gema del Castillo, en alusión a aquellas personas que al mismo tiempo comparán precios, pero también se dan caprichos.

Además, tanto el jamón serrano como el jamón York continúan siendo los principales productos de charcutería de la cesta de la compra. Suponen casi una tercera parte de las ventas de esta categoría, seguidos de pavo/pollo cocido (14%) y salchichas (13%).

Con respecto a la carne fresca, el pollo sigue siendo la preferida por los españoles, con un 36% sobre el total de kilos de carne fresca consumidos, seguida del cerdo (30%) y el vacuno (14%). Cabe destacar que en 2015 este consumo ha estado muy condicionado por la evolución de los precios, siendo la carne de vacuno la que más ha sufrido el descenso (-5%), debido a su encarecimiento del 1,9%. En el extremo contrario está la carne de cerdo, cuyo precio descendió un 3,2%, lo que supuso un impulso en su consumo del 1,6%.

Asimismo, las cifras hechas públicas por Nielsen muestran que la distribución moderna continúa aumentando su cuota de mercado en el ámbito de los cárnicos, alcanzando en 2015 una cuota del 57% frente al 43% de las tiendas tradicionales y especializadas. Esta brecha es aún mayor en charcutería, con un 82% versus un 18%, respectivamente.

Mención especial merece el incremento de la venta de productos cárnicos a través de Internet, que si bien continúa siendo residual sí ha registrado un importante crecimiento del 23% con respecto al año anterior. Aunque aún solo supone el 0,3% de las ventas de frescos, su peso en el ecommerce es ligeramente superior al del total de alimentos frescos, con un 0.4%.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Sobre el autor:

ProfesionalRetail es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector de la distribución y la industria alimentaria. En nuestro portal le facilitaremos información práctica e imprescindible para impulsar su negocio.

Escribe un comentario

*