La nueva dimensión del pan

La startup Singular Bread introduce por primera vez la impresión 3D en el mundo de la panadería

Ildefonso Hoyo

¿Cómo acaba un ingeniero con experiencia en el sector aeronáutico o las energías renovables convirtiéndose en el panadero llamado a revolucionar el mundo de los obradores? La respuesta hay que buscarla en la tecnología 3D. Ildefonso Hoyo es la persona que está detrás de Singular Bread, una startup que dio sus primeros pasos en el sector del pan a principios de este año en la localidad cordobesa de Montoro. Aunque, antes de abrir el negocio, su fundador llevaba ya tres años trabajando en el proyecto, desde que en 2013 realizase el diseño de la primera impresora 3D de picos de pan.

Ildefonso no es el primero que aplica las ventajas de la impresión en tres dimensiones al mundo de la alimentación. Pero si se puede poner la medalla de ser el pionero en aplicar esta tecnología al universo de los picos de pan. Un producto que, a priori, tiene un maridaje complicado con palabras como ‘innovación’ o ‘3D’. Los grisines, los colines, las rosquillas o las regañás son productos de toda la vida, comercializados por compañías con años de experiencia. Sin embargo, Ildefonso observó que todos los fabricantes de picos de pan utilizan la misma maquinaria, lo que limita su variedad. Ahí es donde este emprendedor español vio un nicho de mercado a explorar. Y se puso manos a la obra.

La principal ventaja que aporta la impresión 3D es que permite crear productos exclusivos a un precio competitivo. Con esta idea como referente, Hoyo se centró en diseñar nuevas formas y sabores para su aplicación en la gastronomía más innovadora, en concreto, en el sector del catering. Como los ingenieros de antaño, Hoyo comienza su trabajo tomando lápiz y papel, con los que realiza el primer boceto del pico que le han encargado. Luego pasa a moldearlo utilizando plastilina, y finalmente lo desarrolla gracias a un software de diseño 3D.

 

 

A diferencia de los productos tradicionales, salidos de tres o cuatro tipos de moldes, Singular Bread crea productos a la carta, diseñados en estrecha colaboración con sus clientes. “Trabajamos codo con codo con los jefes de cocina”, explica Ildefonso Hoyo. “Siempre partimos de su imaginación para servirles una solución única”, imposible de lograr con otras tecnologías. Además, ha implantado una plataforma de pedidos que permite al cliente seleccionar el diseño y el sabor. Una vez se lanza la orden de trabajo, comienza su elaboración, que posteriormente se envasan y envían mediante mensajería urgente. “Industria 4.0 en el mundo del pan”, lo denomina él.

Ildefonso comenzó elaborando recetas con un sabor muy tradicional, similar al pan candeal, el pan de pueblo de toda la vida. Pero en apenas unos meses, ya ha desarrollado recetas para todos los gustos. Desde frutos secos a semillas, finas hierbas o aceitunas. Eso sí, sin añadir ningún tipo de aditivo o conservante. “Estamos acostumbrados a leer listas interminables de productos químicos entre los ingredientes de picos supuestamente artesanos. Nosotros presumimos de no ser artesanos. Usamos la última tecnología y los ingredientes más naturales. Son conceptos compatibles”, concluye este ingeniero español que, pase lo que pase, será recordado por haber revolucionado un sector tan tradicional como el de la panadería.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Sobre el autor:

ProfesionalRetail es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector de la distribución y la industria alimentaria. En nuestro portal le facilitaremos información práctica e imprescindible para impulsar su negocio.

Escribe un comentario

*