La bollería “on the go”: una tendencia de consumo que gana adeptos en España

La bollería salada ha encontrado un interesante nicho de mercado en los productos “on the go”, un concepto de alimentación para llevar muy consolidado en el extranjero, pero que aún no está completamente desarrollado en España. No obstante, la demanda de estos snacks ha crecido exponencialmente en los últimos años y representa una oportunidad para los fabricantes y comerciantes de alimentación de nuestro país.

Alimentos on the go: nueva tendencia de consumoEmpanadas de atún, hojaldres rellenos de espinacas y jamón, napolitanas, bocatines o bollería mini son algunos de los productos de bollería, panadería y pastelería que se comercializan listos para llevar en cada vez más comercios de alimentación españoles. Es el denominado concepto “on the go”, una fórmula de consumo sobre la marcha que, por su comodidad, se adapta a los nuevos hábitos de consumo de la población. Prueba de ello es que este tipo de productos supone ya más del 10% de la facturación total de la industria de la panadería, bollería y pastelería. Según datos facilitado por la Asociación Española de la Industria de Panadería, Bollería y Pastelería (Asemac), cada vez más locales de restauración y establecimientos especializados incluyen entre su surtido alimentos que pueden consumirse tanto en el propio establecimiento como por la calle, un tipo de producto cada vez más demandado y consumidor en las grandes ciudades y dirigido a un consumidor básicamente urbano.

“Estos productos van dirigidos a un nuevo nicho de mercado que actualmente se encuentra en crecimiento“, destaca Felipe Ruano, presidente de Asemac. Aunque este concepto de consumo está muy extendido y consolidado en países como Estados Unidos o el norte de Europa, en España todavía está en sus inicios, si bien ya representa el 36,7% de la industria alimentaria, según datos de 2014 del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

“Se trata de una tendencia que ha llegado para quedarse”, asegura Ruano, y que responde a un perfil de consumidor dinámico, urbano y con un importante nivel de movilidad, que demandan alimentos cómodos de consumir de forma inmediata y en cualquier lugar. Son, sobre todo, jóvenes estudiantes, profesionales de entre 30 y 45 años y público infantil.

En este sentido, el directivo considera que los alimentos “on the go” representan para los fabricantes del sector interesantes oportunidades de producción y distribución. Son comidas de pequeñas proporciones que responden a momentos de consumo como el desayuno, el almuerzo o la merienda fuera de casa. Suelen ser snacks de pequeñas dimensiones, en torno a 120 gramos la unidad, y con un formato que resulte fácil de comer mientras se está de pie o andando por la calle.

En la actualidad, el surtido de alimentos para llevar ha crecido de manera importante gracias al esfuerzo de la industria alimentaria española, que ha lanzado al mercado propuestas innovadoras como la bollería mini rellena de atún, paté o sobrasada, los bocatines rellenos de pisto, atún o carne, entre otros productos.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Sobre el autor:

ProfesionalRetail es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector de la distribución y la industria alimentaria. En nuestro portal le facilitaremos información práctica e imprescindible para impulsar su negocio.

Escribe un comentario

*