La alimentación fresca supone ya un tercio de la facturación de Lidl

La apuesta de Lidl por renovar y ampliar su surtido de productos frescos ha conseguido que los alimentos perecederos supongan un tercio de la facturación total de la cadena en España, frente al 23% de hace cinco años.

Lidl comenzó hace varios años a realizar una apuesta firme por la alimentación fresca, estrategia que ha llevado a la compañía ha renovar y ampliar su oferta de verduras, carnes y pescados, ampliar su red de proveedores nacionales, así como un exhaustivo control de la cadena de suministro.

“Somos conscientes de la importancia que los productos frescos tienen a la hora de fidelizar a nuestros clientes y de facilitar el poder realizar una compra completa”, ha asegurado Miguel Paradela, director general de compras de Lidl España. Por ello, en los últimos años la cadena de supermercados ha optado por reforzar su oferta de productos de origen español. En concreto, el 100% de la carne que puede encontrarse en las tiendas Lidl de España es de origen español.

Además, el pescado es suministrado por proveedores españoles, así como más del 60% de las referencias del surtido actual en España, frente al 38% de 2008. Por otro lado, Lidl compró más de un millón de toneladas de frutas y hortalizas a la huerta española en 2013, de las cuales exportó el 80% al resto de países europeos donde la cadena tiene presencia.

Lidl apuesta por la alimentación fresca

Primera empresa de distribución en certificar la cadena de frío desde proveedor a tienda

La ausencia de intermediarios y el trato directo con los suministradores ha permitido a la cadena ganar rapidez y facilitar los controles de calidad, y ha sido uno de los aspectos clave para conseguir la primera certificación que concede Aenor a la cadena de frío de suministro a una cadena de distribución. La entidad certificadora Aenor ha reconocido a Lidl por sus sistemas de aseguramiento en la gestión de la cadena de frío desde el proveedor a la tienda, tanto para carne como para pescado fresco.

La entidad certificadora Aenor ha reconocido a Lidl por sus sistemas de aseguramiento en la gestión de la cadena de frío desde el proveedor a la tienda, tanto para carne como para pescado fresco.

Según las auditorías llevadas a cabo por Aenor, Lidl mantiene la temperatura controlada en todo el proceso de suministro: producción, transporte, envasado y punto de venta, asegurando la mejor calidad de sus productos refrigerados.Aenor ha desarrollado un pliego de condiciones para cada uno de los eslabones de la cadena de suministro, desde el proveedor, pasando por los almacenes y hasta las tiendas.

Controles de temperaturas (en salas de trabajo, expedición de mercancía, recepción y carga de camiones, transporte, recepción y exposición de producto y en sala de ventas), mantenimiento de equipos de frio, calibraciones de equipos de control, trazabilidad y certificados ATP (Autorización Transporte de Perecederos) de camiones han sido exhaustivamente evaluados y puntuados en un total de 60 auditorías a todos los proveedores de carne y pescado fresco de Lidl, la totalidad de las plataformas logísticas de Lidl en España y un número representativo de las más de 530 tiendas que la cadena tiene repartidas por todo el territorio español.

Una vez completadas las auditorías, Aenor ha certificado que la cadena de suministro de Lidl cumple exhaustivamente con los requisitos técnicos de control y gestión de la cadena de frío.

Lidl apuesta por la alimentación fresca

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: Distribución, Supermercados

Sobre el autor:

ProfesionalRetail es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector de la distribución y la industria alimentaria. En nuestro portal le facilitaremos información práctica e imprescindible para impulsar su negocio.

Escribe un comentario

*