El veto ruso a la carne de cerdo europea, declarado ilegal

La Organización Mundial del Comercio señala que la prohibición impuesta por las autoridades rusas a principios de 2014 no es valida, de acuerdo a los tratados internacionales de libre mercado

Sector porcino España

Un panel de expertos de la Organización Mundial de Comercio (OMC) ha declarado ilegal la prohibición por parte de Rusia de las importaciones de cerdos, carne de cerdo fresca y determinados productos porcinos procedentes de la Unión Europea. Según la OMC, la decisión de las autoridades rusas no está basada en los estándares internacionales más relevantes y rompe con las normas del acuerdo de la organización del comercio en materia sanitaria y fitosanitaria.

Recordemos que Moscú cerró su mercado a la Unión Europea a finales de enero de 2014, justificando su decisión en base a los casos de fiebre porcina africana detectados en las fronteras de Lituania y Polonia con Bielorrusia. En aquel momento, el Ejecutivo comunitario denunció a Rusia ante la OMC por lo que consideró un veto “desproporcionado”. Ahora, el organismo que dicta las normas que rigen las transacciones comerciales internacionales ha publicado un informe que da la razón a la UE, y recuerda a sus miembros que las restricciones a las importaciones basadas en cuestiones sanitarias sólo tienen valor si se hacen de acuerdo a las normas de la propia OMC.

Desde Bruselas se ha valorado positivamente este dictamen, que, en opinión del Ejecutivo comunitario, confirma que las medidas tomadas por Rusia contra la Unión Europea “tienen poco que ver con riesgos sanitarios reales” y en realidad se derivan “de una prohibición política” por parte del Gobierno de Moscú. Prohibición que, como recuerda en un comunicado la Comisión, todavía sigue afectando a la importación de productos agroalimentarios europeos, especialmente los hortofrutícolas. Por eso, concluye Bruselas, las conclusiones del panel de la OMC son de bastante importancia, puesto que “recuerdan a Rusia sus obligaciones internacionales y el hecho de que no pueden ser ignoradas arbitrariamente”.

Sin embargo, el Kremlin dispone ahora de 60 días para recurrir el informe de la organización del comercio, y la Copa-Cogeca, el comite de las organizaciones profesionales agrarias europeas, teme que las autoridades rusas se acojan a ese derecho. Una decisión que significaría, en palabras de Pekka Pesonen, secretario general de dicha patronal, alargar el conflicto entre la UE y Rusía hasta el año 2018. Un grave perjuicio para el sector, debido a que, antes de la introducción de las restricciones sanitarias y fitosanitarias, “nuestras exportaciones a Rusia representaban el 24 % del total, con un valor anual medio de aproximadamente 1.400 millones de euros”, según el propio Pesonen.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Sobre el autor:

ProfesionalRetail es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector de la distribución y la industria alimentaria. En nuestro portal le facilitaremos información práctica e imprescindible para impulsar su negocio.

Escribe un comentario

*