El Gran Hermano llega a la tienda física

El dispositivo Display Intelligent desarrollado por las empresas Disme y TC Group Solutions permite convertir un expositor convencional en un sistema inteligente capaz de reconocer el perfil del comprador, su reacción emocional ante un producto o el tiempo de permanencia ante éste, así como la frecuencia de repetición de visitas al punto de venta.

Display inteligente para conocer el comercio físico¿Conoce el sexo y la franja de edad de sus clientes? ¿Sabe cuáles son los lineales más frecuentados de su tienda? ¿Y cuánto tiempo pasan delante de sus expositores? ¿Son sus escaparates atractivos para el comprador? Un innovador dispositivo tecnológico permite responder a estas preguntas de forma sencilla y adaptable a cualquier punto de venta.

Display Intelligent es una solución desarrollada por las empresas españolas Disme y TC Group Solutions que permite convertir un display tradicional en una poderosa arma de venta para marcas y retailers. El sistema actúa como un verdadero “Gran Hermano”, ya que es capaz de captar información del comprador como el sexo y edad del consumidor, su reacción ante el producto o la frecuencia con la que visita la tienda.

El sistema se basa en un dispositivo de reconocimiento facial con receptor wi-fi que, colocado en un lugar estratégico del comercio como puede ser el escaparate de la tienda, el mobiliario comercial o el lineal, permite al retailer obtener información sobre el comprador de gran utilidad para la venta. Por ejemplo, ¿quiere saber si un artículo se vende por impulso o responde a una compra racional? El software ideado por Disme y TC Group Solutions puede reconocer aspectos como la frecuencia de repetición de los clientes en el punto de venta, un dato de gran valor a la hora de determinar si las ventas de un producto responden a un cliente esporádico o a uno fiel.

Asimismo, la información que proporciona Display Intelligent puede ser empleada por el retailer para conocer los lineales más frecuentados de su tienda o mejorar la disposición de los productos en base al tipo de consumidor que frecuenta su establecimiento.

Pero este análisis invisible al que es sometido el consumidor no solo tiene utilidad para los comerciantes, sino que también las marcas pueden extraer interesantes conclusiones para la toma de decisiones. Por ello, el sistema incorpora un GPRS independiente que almacena los datos de reconocimiento y los transmite en tiempo real a las marcas anunciantes.

Se trata, por tanto, de un paso más en el ámbito de la tecnología aplicada al punto de venta que permitirá al comercio físico tener una visión más completa de los hábitos de compra del consumidor, de un modo similar al que obtienen las compañías de ecommerce a través de Internet.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Sobre el autor:

ProfesionalRetail es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector de la distribución y la industria alimentaria. En nuestro portal le facilitaremos información práctica e imprescindible para impulsar su negocio.

Escribe un comentario

*