El gran consumo resiste el embate de las marcas blancas gracias al comercio exterior

El presidente de la patronal de las marcas de fabricante pide a las autoridades un esfuerzo para fomentar la innovación, “la única manera de crecer” para el sector

ESADE Promarca

Los años de crisis no han sido buenos para casi ninguno de los sectores de la industria de la alimentación de este país. Uno de los que más ha sufrido la necesidad de los consumidores de apretarse el cinturón ha sido el de los fabricantes de productos de gran consumo, que entre los años 2008 y 2014 sufrieron una pérdida de valor añadido de 1.803 millones de euros. Esto supuso una disminución del 37,7% en inversión en I+D, la pérdida de 53.600 empleos netos y que el Estado dejase de ingresar 967 millones en concepto de impuestos.

A pesar de estos datos negativos, en este mismo periodo las marcas de fabricante consiguieron aumentar su peso en el PIB español, pasando del 6,7% al 7,4%, merced a su buen hacer en los mercados exteriores. Si en 2008 las empresas de gran consumo exportaron productos por valor de 19.874 millones, en 2014 esa cifra se situó en 28.504 millones de euros, cantidad que supuso el 10,9% del total de ingresos generados por el comercio exterior en España en ese ejercicio. En particular, crecieron las exportaciones de productos de alimentación y bebidas, que supusieron en 2014 un 87% del total.

Estas son las principales consecuencias que se extraen del informe ‘Impacto económico y social de las Marcas de Fabricante’, elaborado por ESADE Brand Institute y a cuya presentación asistió el presidente de la patronal de productos de gran consumo Pro-Marca, Ignacio Larracoechea, quién señaló que las marcas de fabricante “son esenciales” para el bienestar social, la innovación y el empleo en España. Por ese motivo, Larracoechea aprovechó el acto para pedir a las autoridades un mayor esfuerzo en el fomento de la innovación y para permitir el acceso a los lineales en los supermercados de los nuevos productos. “La única manera de crecer es innovar”, apuntó Larracoechea, que advirtió también de que España es el país de mayor cuota de marcas blancas de Europa y que “la Comisión Europea ha constatado que cuotas altas de ‘marca blanca’ tiene un efecto negativo en el nivel de innovación”.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: Empresas

Sobre el autor:

ProfesionalRetail es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector de la distribución y la industria alimentaria. En nuestro portal le facilitaremos información práctica e imprescindible para impulsar su negocio.

Escribe un comentario

*