El consumidor español cambiará el chip en 2016

El consumidor afrontará este año con mayor optimismo y más abierto al cambio, pero al mismo tiempo más exigente y abierto a las tendencias culinarias procedentes de Europa. Desde el punto de vista de la industria, se mantendrá la guerra de precios, según pronostican desde la consultora Kantar Worldpanel.

supermercado, gran consumoLa crisis ha marcado un antes y un después en el sector del gran consumo que no solo ha afectado a la industria, sino también a los hábitos de consumo. En estos momentos en los que los datos económicos muestran que el período más crítico está prácticamente superado, ¿cuáles son las tendencias que condicionarán la evolución del gran consumo en el medio plazo? Según el informe “Balance y Perspectivas Gran Consumo 2016”, elaborado por la consultora Kantar Worldpanel, el sector del gran consumo mantendrá su volumen de mercado en 2016, repitiendo la tendencia registrada a lo largo de 2015.

“Si no hay ninguna sorpresa en los próximos meses, podemos esperar un año bastante estable en el sector”, destaca César Valencoso, consumer insights director de Kantar Wordlpanel. Para el experto, esta estabilidad es fruto del estancamiento de la población y del cambio de los hábitos de consumo.

Por un lado, el consumidor se encuentra en proceso mental de superar la crisis. Esta percepción es tan decisiva para la evolución del sector como lo es el dinero con el que cuentan los hogares, por ello el hecho de que la confianza del consumidor esté mejorando en los últimos meses está motivando a los españoles a consumir más fuera de casa y a relajarse en su disciplina de compra. Así, por ejemplo, el 25,2% de los consultados para el estudio de Kantar Worldpanel afirma haber reducido algunas de sus medidas anticrisis a la hora de hacer la compra, mientras que un 67,4% de los hogares no se piensa más los gastos extra. También ha bajado la proporción de hogares que ha dejado de comprar determinadas marcas por su precio (40,6% frente al 42,5% que lo hacía en 2014).

Asimismo, el consumidor está asumiendo un estilo cada vez más europeo en la cocina. Por ejemplo, el informe señala que los españoles cada vez desayunamos más temprano, lo que influye en el tipo de productos que consumimos. Además, existe una tendencia a adelantar el resto de las comidas, lo que ha contribuido a generar un nuevo momento de consumo después de la cena.

Con respecto a la distribución, en los próximos meses las grandes empresas del sector seguirán centradas en el desarrollo del ecommerce, la batalla por captar negocio en la sección de frescos y la decisión de apoyar o no la marca de distribución, que probablemente mantendrá su cuota en torno al 33,9% del mercado.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Sobre el autor:

ProfesionalRetail es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector de la distribución y la industria alimentaria. En nuestro portal le facilitaremos información práctica e imprescindible para impulsar su negocio.

Escribe un comentario

*