El 77% de los españoles está dispuesto a pagar más por productos con mejor sabor

El sabor es el principal factor de decisión de compra del consumidor a la hora de elegir un producto de alimentación, según un estudio de mercado realizado por Sabor del Año.

Consumolab de Ainia centro tecnológico se encarga de los análisis sensoriales de Sabor de Año

El laboratorio Consumolab, de Ainia centro tecnológico, se encarga de los análisis sensoriales de Sabor de Año.

La calidad gustativa es un factor de primer orden para los consumidores a la hora de elegir un producto de alimentación. Los productos que saben mejor son más valorados, por lo que el 77% de los españoles está dispuesto a pagar más por ellos, según se extrae de los estudios de mercado realizados por el sello de calidad Sabor del Año.

Por ello y con el fin de cubrir nuevas tendencias de mercado, Global Quality Iberia, la nueva sociedad representante de Sabor del Año en España y Portugal ha incorporado dos nuevas certificaciones para la edición 2016 de los premios a las mejores marcas nacionales de alimentación: Sabor + Nutrición, y Sabor Kids. En ambas categorías el sabor es el aspecto principal, siendo en la primera de ellas una doble distinción en la que juega un papel importante el equilibrio nutricional del producto. La segunda certificación está dirigida a los más pequeños y será testada por niños que calificarán los productos de acuerdo a los mismos criterios y procedimientos que vienen haciendo los adultos para los demás productos.

¿Cómo son los test sensoriales de Sabor del Año?

Consumolab de Ainia centro tecnológico se encarga de los análisis sensoriales de Sabor de AñoLas pruebas gustativas de calidad de la próxima edición de Sabor del Año se realizarán en colaboración con Consumolab, laboratorio especializado en análisis sensoriales con más de 20 años de experiencia y perteneciente a Ainia centro tecnológico.

Para garantizar la objetividad e imparcialidad de los El 77% de los españoles está dispuesto a pagar más por productos con mejor sabor que efectúan los consumidores consultados, los productos se sirven en vajilla neutra y siguiendo el protocolo de preparación facilitado por el fabricante. Los consumidores degustan los productos en cabinas individuales y bajo condiciones específicas: temperatura controlada, iluminación ambiente de luz de día e higrometría. Los productos son evaluados sin referencias a otros productos del mismo tipo. Se trata de pruebas monádicas, es decir, no comparativas.

Cada producto se evalúa en función de cinco criterios: sabor, además del aspecto, olor, textura y satisfacción general. Estos criterios son puntuados en una escala del 0 a 10, desde “no me gusta nada” a “me gusta mucho”. Asimismo cada consumidor atribuye, de forma indicativa, mediante comentarios, cual es su percepción, positiva o negativa con respecto al producto probado.

Obtiene la certificación de calidad Sabor del Año el producto que obtiene la calificación más alta de su categoría, y siempre superior a 6 puntos.

Los galardones Sabor del Año están abiertos a la participación de cualquier producto de alimentación o bebida presente en el mercado, ya sea una marca nacional o de importación, fabricado por una multinacional o por un pequeño productor, “en igualdad de condiciones”, destacan desde la entidad.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Sobre el autor:

ProfesionalRetail es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector de la distribución y la industria alimentaria. En nuestro portal le facilitaremos información práctica e imprescindible para impulsar su negocio.

Escribe un comentario

*