By 24 septiembre, 2014 0 Comments Leer más →

De un respiro a sus clientes con Kit Kat y Lion… ¡en formato pastel!

Erlenbacher fusiona las populares barritas de chocolate Kit Kat y Lion con la pastelería tradicional en unas tartas que apasionarán a los fans, jóvenes y no tan jóvenes, de este conocido tentempié. Son ideales para degustar sobre la marcha y muy atractivos para introducir al pastelero y hostelero en el snacking por impulso.

Kit Kat y Lion Cake Bar de Erlenbacher

Los nuevos formatos pastel de las famosas barritas Kit Kat y Lion pueden ser un interesante aliado para incrementar las ventas por impulso en la pastelería o local hostelero.

La familia de productos para consumir “on the go” tiene dos nuevos miembros: las barritas de chocolate de Kit Kat y Lion en formato pastel. Esta novedosa propuesta de los maestros pasteleros de Erlenbacher destaca por su innovación, ya que reinventa dos de las barritas más populares del mercado para transformarlas en auténticas piezas de pastelería (cake bars) con el sello y la calidad de la casa alemana.

El nuevo snack, que está pensado para su consumo en ruta, es especialmente atractivo para el público más joven. Además, cuenta con un llamativo envoltorio pensado para garantizar una presentación óptima y un alto grado de reconocimiento de la marca. De esta manera, la nueva versión de las famosas barritas de Nestlé induce a un público muy amplio y diverso al snacking por impulso, una interesante manera de incrementar las ventas tanto de la pastelería como del local hostelero.

Como todos los productos de la empresa especialista en pasteles y postres congelados Erlenbacher Backwaren, los pasteles Kit Kat Cake Bar y Lion Cake Bar se elaboran con ingredientes de primera calidad y sin añadir conservantes ni colorantes o aromas artificiales o grasas y aceites hidrogenados.

Kit Kat Cake Bar alterna tres finas capas de bizcocho con crema de nougat fundente y trocitos de barquillo. La capa superior de esta crema de nougat deliciosa está coronada con un original barquillo Kit Kat lo que aporta un alto grado de reconocimiento. Cada caja contiene 4 bandejas con 14 barritas con un peso total de 1.100 g (79 g cada cake bar).

Lion Cake Bar, por su parte, combina dos capas de bizcocho caramelizado y esponjoso con crema de nougat y caramelo así como trocitos de caramelo. La barrita se mejora con otra capa de crema de nougat y caramelo, además de barquillo crujiente cubierto de chocolate. Cada caja contiene 4 bandejas con 14 barritas con un peso total de 1.250 g (89 g cada cake bar).

Ambos productos se proporcionan precortados en 14 porciones. Son fáciles de manipular y almacenar, además de ser muy rápidos de descongelar.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: Dulces, Innovación

Sobre el autor:

ProfesionalRetail es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector de la distribución y la industria alimentaria. En nuestro portal le facilitaremos información práctica e imprescindible para impulsar su negocio.

Escribe un comentario

*