Cómo mejorar la competitividad del sector retail mediante la gestión de datos

El sector retail genera volúmenes de información cada vez mayores y más complejos de gestionar. Ser capaces de convertir estos datos en conocimiento es fundamental para ganar agilidad en la toma de decisiones y difererenciarse de su competencia.

Gestión de Datos MaestrosNos encontramos ante uno de los entornos más competitivos de la historia. La proliferación de canales, productos y ofertas, sumado al cambio de hábitos del consumidor, cada vez más informado y conectado que demanda un servicio de calidad y nuevas experiencias a un precio cada vez más competitivo, supone un gran reto para los retailers. Este escenario en el que el comercio debe ofrecer servicio las 24 horas al día los siete días de la semana, genera volúmenes de información cada vez mayores y más complejos de gestionar, pero que pueden reportar al comercio información muy interesante que dotará de agilidad en la toma de decisiones.

“Los retailers que hagan un uso eficiente de sus datos mejorarán su rendimiento, se posicionarán frente a su competencia y optimizarán su relación con proveedores, partners y clientes”, señala Carlos Dufour, country manager de la compañía de gestión de información Stibo Systems Iberia. Por ello, más que un reto, para los expertos de Stibo Systems esta situación es una gran oportunidad para convertir los datos en una herramienta de conocimiento.

¿Cómo se consigue? A través de la Gestión de Datos Maestros (MDM), cuyo empleo reporta una serie de ventajas para el retailer, como las siguientes:

  • Reducir el tiempo de lanzamiento al mercado. La reducción del tiempo que tardamos en poner un producto en el mercado es crucial. Acelerándolo, los retailers pueden obtener beneficios de manera más rápida, aumentar sus márgenes y establecer una ventaja competitiva continua.  Aunque este proceso puede ser arduo, las herramientas de Gestión de Datos Maestros agilizan el proceso de unificación de datos provenientes de partners y proveedores. De esta manera, la información se gestiona de forma centralizada, sin necesidad de hacerlo manualmente, y permitiendo a las empresas del sector optimizar los procesos con los que nutre sus webs, aplicaciones de e-commerce, plataformas de venta online, puntos de venta o tiendas, etc. Este proceso garantiza que todos los canales de venta tengan información precisa y de calidad para vender sus productos e interactuar con el cliente.
  • Minimizar la devolución de productos. La devolución de productos es una de las variables que suelen pasar por alto los retailers, pero que influye directamente en los beneficios y reducción de márgenes. Se calcula que puede afectar a entre un 2 y un 3 por ciento de las ventas del retailer, por no hablar de la importancia que tiene para la confianza del cliente. Contando con un sistema de Gestión de Datos Maestros se reduce la devolución de productos gracias a una gestión óptima de la información a lo largo de toda la cadena de suministro.
  • Optimizar los niveles de inventario. La gestión correcta del inventario es otro de los retos a los que las empresas del sector se enfrentan cada día, ya que se estima que solo un 35% de los ítems tienen la información adecuada. Una plataforma multidominio de Gestión de Datos Maestros permitirá  gestionar toda esta información, aportando de forma individual y automática datos a los sistemas de consumo, canales de venta y procesos de negocio. La optimización de los niveles de inventario comienza con esta unificación, con una visión global de la información en todas las divisiones, departamentos y canales.
  • Mejorar las conversiones Up-selling y  Cross-seling. Con una visión 360º de la gestión de la información de producto, los retailers tienen la oportunidad de mejorar sus conversiones cross-sell y up-sell. Si la información suministrada es la correcta, ésta será de vital importancia en los puntos de venta. Además, en los canales online se podrá ofrecer a los consumidores información relevante, productos recomendados o mejorar la categorización, incrementando así las ventas. También podrán consultar qué productos están disponibles desde sus smartphones, comparar productos, recibir más detalles sobre ellos… En definitiva, los retailers deben manejar estratégicamente su información para satisfacer también las expectativas de los consumidores.
  • Preparar nuestros datos para nuevos canales. La continua innovación en la experiencia del usuario con los retailers demanda que la información se gestione de una manera que permita la rápida adaptación a entornos nuevos como pueden ser la realidad virtual, la realidad aumentada en el mundo digital o nuevas tendencias como popup stores, showrooms o nuevos formatos de tiendas en el mundo físico. Estos nuevos canales plantean el desafío constante de poder gestionar nuevos atributos y activos digitales que permitan la creación de estas nuevas experiencias para el usuario y que ponen a prueba los procesos internos de gestión de la información dentro de los retailers y demandan plataformas que sean flexibles para gestionar estas nuevas demandas.

 


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Sobre el autor:

ProfesionalRetail es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector de la distribución y la industria alimentaria. En nuestro portal le facilitaremos información práctica e imprescindible para impulsar su negocio.

Escribe un comentario

*