Cómo crear una estrategia de marketing para un e-commerce

Por Andrés de España, CEO de 3dids.com

Todo el mundo acude a Internet cuando desconoce o necesita algo por lo que es importante tener presencia en la red. Pero no basta con crear una página web y exponer nuestro producto. Se debe diseñar una estrategia eficiente que permita alcanzar las metas a las que se aspira cuando se decide emprender un negocio.

Estrategia de Marketing DigitalPara comenzar, debes definir la propuesta de valor de tu negocio. Esto significa que has de tener presente qué ofreces al público que los demás no le ofrecen. Es decir, se trata de establecer la diferenciación de tu producto o servicio respecto a la competencia.

Para esclarecer correctamente este primer paso es imprescindible analizar la oferta y la demanda e identificar qué necesidades existen en el mercado que aún no están cubiertas por otras empresas o bien que tú puedas cubrir de forma diferente. Por tanto, conocer la competencia y realizar un perfil de la persona a quien se dirige la oferta son dos aspectos que debes tener en cuenta para conseguir la máxima precisión en la estrategia.

Asimismo, resulta recomendable marcarse unos objetivos a conseguir, delimitados por períodos, para tener presente hacia donde se enfoca la estrategia. Una vez tengas esto claro, toca elegir los medios de comunicación, que no es otra cosa que decidir las plataformas en las que darse a conocer.

Existen formas gratuitas de comunicarnos con nuestro target, pero es innegable que acudir a medios de pago es la forma más rápida y efectiva de lanzar nuestro e-commerce. Más adelante, una vez posicionados en la red y en las mentes de nuestros clientes, y generada una comunidad en redes sociales y demás plataformas gratuitas, podrás abandonar los medios de pago, aunque normalmente los resultados son tan positivos que se suelen mantener.

No obstante, si se anda limitado de recursos, es posible comenzar sin plataformas pagadas y conseguir poco a poco ingresos suficientes para animarnos a invertir.

Y, por último, llega el momento de diseñar el plan de comunicación basado tanto en los objetivos como en el público objetivo definidos en el primer paso. En esta fase de la estrategia, hay que decidir el tono de comunicación, la oferta que vamos a transmitir y cómo vamos a relatar los beneficios de consumir nuestro producto y de seguir haciéndolo en el futuro, aplicando unas técnicas de marketing relacional que permitan lograr la fidelización de los clientes.

Aplicando estas pautas, darás a conocer tu e-commerce y podrás formar parte de la inmensa comunidad económica que se ha formado en torno a la Red de redes.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Escribe un comentario

*