Amazon revoluciona el reparto aéreo

La multinacional del eCommerce presenta el primero de los 40 aeroplanos que conformarán su futura flota de aviones, y logra el permiso de las autoridades británicas para empezar a probar el reparto con drones en Reino Unido

AMAZON-AIR

En el plazo de un mes, Amazon ha sido protagonista de dos noticias que demuestran por qué la compañía estadounidense domina el sector del comercio electrónico mundial. Siempre teniendo en mente su objetivo, casi obsesión, de repartir sus productos lo más rápido posible, la multinacional del eCommerce ha hecho públicos sus dos principales proyectos para mejorar su reparto aéreo, evitando así depender de las compañías logísticas con las que trabaja actualmente.

Por un lado, Amazon acaba de presentar su primer avión de carga propio. Llamado “Amazon One”, se trata de un Boeing 767-300, el primero de una flota de 40 aviones de carga ‘Prime Air’ que Amazon ha decidido alquilar a empresas de leasing. Dave Clark, responsable de operaciones mundiales de Amazon, ha declarado que el objetivo de su empresa es “crear una red de transporte aéreo que nos permita desarrollar nuestras capacidades, para garantizar plazos de entrega más breves para nuestros miembros Prime en los próximos años.”

Por otra parte, el Gobierno británico anunció el pasado mes de julio que ha llegado a un acuerdo con el portal de comercio electrónico para empezar las pruebas del servicio de entrega a domicilio con drones en Reino Unido, de cara a que en 2017 la isla se convierta en el primer país con este tipo de servicios. Las pruebas, que se realizarán bajo la supervisión de la Autoridad de Aviación Civil británica en zonas rurales y suburbanas, se centrarán en evaluar la precisión de los drones para identificar y esquivar obstáculos, la posibilidad de pilotar los dispositivos más allá de la línea de visión de sus operadores, y la capacidad de la firma norteamericana para gestionar y coordinar el vuelo de varios artefactos al mismo tiempo.

Fuentes de Amazon han aplaudido este anuncio, que consideran que “acerca a la compañía al objetivo de utilizar drones para realizar entregas seguras en 30 minutos a nuestros clientes”. El siguiente paso es conseguir llegar al mismo acuerdo con la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos, que aprobó en junio la primera regulación del país para el uso comercial de drones. La normativa establece severas restricciones, entre ellas la prohibición de que estos aparatos vuelen más allá de la línea de visión de los operadores, una diferencia clave con la posición adoptada por el Reino Unido.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: Distribución, eCommerce, Empresas

Sobre el autor:

ProfesionalRetail es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector de la distribución y la industria alimentaria. En nuestro portal le facilitaremos información práctica e imprescindible para impulsar su negocio.

Escribe un comentario

*