9 tendencias que marcarán el futuro del comercio minorista en 2015

El sector retail vivirá una profunda transformación en la próxima década, la mayor experimentada en los últimos 50 años, que vendrá impulsada principalmente por aspectos como la hipercanalidad, la reaparición de las tiendas a precios de ganga o la cooperación entre retailers. Estas son algunas de las macrotendencias que la consultora Coto Consulting ha observado y plasmado en el informe Retail Revolution visión 2015.

Praktik Bakery, concepto de tienda que fusiona la panadería y el hotel. Futuro del comercio.¿Cuáles son las grandes tendencias que impulsarán el cambio en el comercio minorista? Para los expertos de Coto Consulting son principalmente 9:

  1. Hipercanalidad: el online y el offline se dan la mano. El sector minorista evolucionará hacia un modelo que aprovechará las virtudes del comercio tradicional y el e-commerce. En este escenario cobran especial importancia las comunidades de venta online y las redes sociales, así como las ventas de forma rápida y fácil. El comercio se aproximará al consumidor y será utilizado como showroom, es decir, un espacio físico donde el cliente podrá comprar online o comprar precios en la red a través de kioscos o dispositivos móviles en la propia tienda. Asimismo, la interacción y venta de productos entre los consumidores (C2C) será habitual.
  2. Hibridación: los formatos comerciales se mezclan. Presenciaremos la fusión de distintos formatos comerciales en un mismo espacio, como por ejemplo hoteles-panadería como Praktik Bakery (ver imagen), librerías-cafetería como Muez Valencia o peluquerías-cafetería como Isaac Salido.
  3. Coopetición: las ventajas de competir y colaborar la mismo tiempo. La colaboración se antepone a la competición, así la coopetición entre comerciantes será una realidad y se basará en el intercambio de favores entre retailers. Los gestores de tiendas han entendido que no pueden funcionar de forma aislada, sino que colaborar con su competencia puede permitirles mejorar desde las sinergias en aspectos como el ahorro de costes, el incremento de la notoriedad o el impulso de las ventas. Es el caso de Window Shop-in, una iniciativa en la que los comerciantes exponen en su escaparate productos de otras tiendas, o de Co-shop, espacios comerciales compartidos por varias empresas (artesanos, comerciantes, diseñadores, etc.).
  4. Colaboración comerciante-proveedor: menos riesgos, mayores márgenes. Fabricantes y proveedores mejorarán las condiciones y facilidades que permitirán a las tiendas compartir riesgos a través de sistemas como la compra a depósito o el equilibrio de márgenes. En el primer caso, el dueño de la tienda adquiere los productos, pero no los paga hasta que se vendan, mientras que en el segundo, si los márgenes de los proveedores y fabricantes aumentan, podrán ofrecer mayores márgenes y plazos de pago a los retailers. Es el caso de aquellas marcas que permiten devolver parte de la mercancía finalizado el período de rebajas o las que asumen parte del descuento aplicado al producto.
  5. Retail Remember: vuelven los clásicos. Vuelven los viejos modelos como los mercadillos modernos (Kiabi o Primark), los Todo a 100 renovados (Ale-Hop o Tiger) o los clubs de compras (Costco).
  6. Rapidez y tecnología al servicio del cliente. El consumidor tiene cada vez menos tiempo, por ellos las tecnologías de pago contactless o los tarjeteros virtuales o wallets se impondrán en los comercios. Asimismo, las cajas móviles serán otra opción que permitirá a los comerciantes cobrar en cualquier parte del establecimiento y evitar colas de espera.
  7. Pop-Up, un modelo que se consolida. Este formato de tienda efímera presenta interesantes ventajas para introducir productos en el mercado, tantear el éxito de un lanzamiento o fortalecer la imagen de marca. Otro de sus puntos fuertes es su coste reducido, ya que al tratarse de un alquiler por días o semanas no requiere un gran desembolso para el retailer.
  8. La experiencia de compra, una prioridad. El cambio de los hábitos de consumo ha elevado las exigencias del comprador que acude un comercio a adquirir un bien o servicio. Los clientes no entran a una tienda únicamente a buscar un producto sino que la experiencia de compra se ha convertido en un aspecto importante para volver a visitar el establecimiento. Es algo que ya han entendido formatos tradicionales como las tiendas de animales, las ferreterías o los comercios de decoración. Estos puntos de venta han dejado atrás su aspecto de almacén para transformarse en espacios agradables, accesibles, seductores, llenos de actividades y con un surtido más especializado y diferenciado.
  9. El auge del e-mobile. Los comercios minoristas deberán estar preparados para responder a la tendencia al alza en el uso de los dispositivos móviles en la tienda. Para ello, deberán ofrecer señal wi-fi libre en su punto de venta, webs accesibles y optimizadas para estos terminales o fórmulas de pago a través del móvil.


¿Quiere leer más artículos como este? Reciba gratis nuestro newsletter. ¡Suscríbase!


Publicado en: A fondo, Reportajes

Sobre el autor:

ProfesionalRetail es una publicación digital editada por Comunicación y Cía que se dirige a los profesionales del sector de la distribución y la industria alimentaria. En nuestro portal le facilitaremos información práctica e imprescindible para impulsar su negocio.

3 comentarios "9 tendencias que marcarán el futuro del comercio minorista en 2015"

Trackback | Comments RSS Feed

  1. Ignasi dice:

    Muy interesante, totalmente de acuerdo

Escribe un comentario

*